Jueves, 15 Agosto 2013 08:30

PETICIÓN DE PROHIBICIÓN DE LA FRACTURA HIDRÁULICA EN LA CUENCA DEL EBRO

Escrito por 
Valora este artículo
(0 votos)

Los vocales en representación de las organizaciones ecologistas de la Cuenca del Ebro, al Pleno de la Confederación Hidrográfica del Ebro,

EXPONEN: 

1.- Que actualmente hay concedidos cerca de una treintena de permisos de investigación de hidrocarburos en la Cuenca del Ebro y otros tantos se hallan pendientes de resolver su concesión. En la mayor parte de los casos se trata de yacimientos de hidrocarburos no convencionales, cuya explotación requeriría el uso de la técnica de fracturación hidráulica o fracking.

2.- Que, como queda sobradamente expuesto en el documento anexo, existen pruebas de los riesgos que entraña el uso de fracturación hidráulica para la extracción de gas no convencional, tanto para la salud de las personas como para el medio ambiente, por la elevada probabilidad de contaminación de suelos y acuíferos, así como de las aguas superficiales. 

3.- Que por ello, esta técnica ya ha sido prohibida en países como Francia y Bulgaria. Alemania, Irlanda y Bélgica han establecido moratorias en virtud del Principio de Precaución. Chequia ha establecido prohibiciones temporales. En Friburgo (Suiza) se han llegado a suspender los trabajos de investigación ya concedidos, etc.

4.- Que conocen que en virtud de lo establecido por la vigente Ley de Hidrocarburos le corresponde a cada Comunidad Autónoma otorgar los permisos de investigación que afectan exclusivamente a su territorio, mientras que los permisos de investigación que afectan a dos o más Comunidades Autónomas le corresponde otorgarlos al Gobierno de España.

5.- Que no obstante existen precedentes de Provincias del Estado Español como la Diputación de Valladolid que se ha declarado en su pleno de 26 de octubre de 2013 “Provincia libre de fracking”, previendo los impactos negativos que el uso de esta técnica podría tener en la salud de las personas, en el medio ambiente y en cómo podría afectar a la Denominación de Origen “Ribera del Duero”. También la Diputación de Soria se ha opuesto al desarrollo de esta técnica en esta provincia.

6.1.- Que asimismo la Comunidad Autónoma de Cantabria ha presentado ya (27/10/2012) un Anteproyecto de Ley para prohibir la utilización de esta técnica en su territorio, aludiendo al Principio de Precaución y haciendo uso de sus competencias en materia de Ordenación Territorial y Régimen Urbanístico del Suelo.

6.2- De igual forma la Junta General del Principado de Asturias ha aprobado  una proposición a favor de la prohibición de la Fractura hidráulica (18/02/2013), estando pendiente la aprobación de un anteproyecto de Ley.

6.3.- En el mismo sentido, en Catalunya, la Diputació de Lleida ha declarado su circunscripción territorio libre de fracking, así como más de setenta municipios y cinco Consells comarcals, todos los cuales rechazan los proyectos de prospección y explotación de hidrocarburos por ser el último impulso agónico a un modelo energético insostenible y por suponer la devastación de la salud, el medioambiente, la calidad de vida y los recursos naturales que conceden futuro al territorio.

7.- Que resulta incongruente permitir en el territorio de la Cuenca del Ebro las explotaciones de hidrocarburos no convencionales mediante  fracturación hidráulica si se atiende al Principio de Precaución y a los informes de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad del Parlamento Europeo (junio 2011) que plantean interrogantes sobre el uso de la fractura hidráulica como técnica de investigación y extracción de gas, o los resultados del informe Tyndall Center (ver referencias en el anexo) que concluye “las tierras explotadas quedarán inservibles para ningún otro uso posterior”

8.-Que la Directiva 2000/60/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 23 de Octubre de 2000 por la que se establece un marco comunitario en el ámbito de la política de aguas, conocida como Directiva Marco del Agua, establece lo siguiente:

“Artículo 1

Objeto

El objeto de la presente Directiva es establecer un marco para la protección de las aguas superficiales continentales, las aguas de transición, las aguas costeras y las aguas subterráneas que:

a) prevenga todo deterioro adicional y proteja y mejore el estado de los ecosistemas acuáticos y, con respecto a sus necesidades de agua, de los ecosistemas terrestres y humedales directamente dependientes de los ecosistemas acuáticos;

b) promueva un uso sostenible del agua basado en la protección a largo plazo de los recursos hídricos disponibles;

c) tenga por objeto una mayor protección y mejora del medio acuático, entre otras formas mediante medidas específicas de reducción progresiva de los vertidos, las emisiones y las pérdidas de sustancias prioritarias, y mediante la interrupción o la supresión gradual de los vertidos, las emisiones y las pérdidas de sustancias peligrosas prioritarias;

d) garantice la reducción progresiva de la contaminación del agua subterránea y evite nuevas contaminaciones; y

e) contribuya a paliar los efectos de las inundaciones”

y que contribuya de esta forma a:

$1garantizar el suministro suficiente de agua superficial o subterránea en buen estado, tal como requiere un uso del agua sostenible, equilibrado y equitativo

$1 reducir de forma significativa la contaminación de las aguas subterráneas,

$1 proteger las aguas territoriales y marinas,

$1y lograr los objetivos de los acuerdos internacionales pertinentes, incluidos aquellos cuya finalidad es prevenir y erradica la contaminación del medio ambiente marino, mediante medidas comunitarias previstas en el apartado 3 del artículo 16, a efectos de interrumpir o suprimir gradualmente los vertidos, las emisiones y las pérdidas de sustancias peligrosas prioritarias, con el objetivo último de conseguir concentraciones en el medio marino cercanas a los valores básicos por lo que se refiere a las sustancias de origen natural y próximas a cero por lo que respecta a las sustancias sintéticas artificiales.

Entendemos que la más que probable contaminación de los acuíferos y del suelo que lleva aparejada la utilización del fracking, no sólo en la fase de explotación de yacimientos de hidrocarburos no convencionales, sino también en su fase de investigación, tendría repercusiones significativas en la salud de las personas, en los usos agrícolas del suelo, con todo lo que ello conlleva para los diferentes territorios de la Cuenca del Ebro, en el medio ambiente y en la calidad de las aguas, entrando en contradicción con los objetivos planteados en la Directiva Marco del Agua.

Sostenemos que es deber de la Confederación Hidrográfica del Ebro velar por el buen estado de las aguas, superficiales y subterráneas, de la Cuenca del Ebro, y, con ellas, del medio ambiente, de la salud de sus habitantes y de sus medios de vida.

Y en congruencia con ello,

SOLICITAN:

1.-  Que la Confederación Hidrográfica del Ebro tome las medidas necesarias para impedir el desarrollo del fracking en el conjunto del territorio de la Cuenca del Ebro.

2.- Que la Confederación Hidrográfica del Ebro inste al Gobierno de España a declarar la prohibición de la fracturación hidráulica en todo el territorio nacional atendiendo al Principio de Precaución.

FIRMAN ESTE DOCUMENTO:

ASDEN-ECOLOGISTAS EN ACCION DE SORIA, CUENCA AZUL, PLATAFORMA FRACKING NO DE LA RIOJA, NAFARROAKO FRACKING EZ – PLATAFORMA NAVARRA ANTIFRACKING, ASAMBLEA CONTRA LA FRACTURA HIDRAULICA CAMPOO-LOS VALLES, ASAMBLEA NORTE DE BURGOS, XARXA PER UNA NOVA CULTURA DE L’AIGUA, PLATAFORMA EN DEFENSA DE L’EBRE, PLATAFORMA ATUREM EL FRACKING OSONA, FRACKING EZ ARABA, PLATAFORMA ATUREM EL FRACKING, PLATAFORMA TERUEL SIN FRACTURA, ZARAGOZA SIN FRACTURA, COAGRET, CHA, EQUO E IU

27 de junio de 2013 - Zaragoza

Visto 12198 veces
Más en esta categoría: Exposiciones »

Módulos_enlaces en el pie

fb solar huerta                    vison web